Reconocen aporte de grupos religiosos en reinserción social de población penitenciaria

* A través de mensajes de aliento y esperanza, donaciones y alimentos que comparten, así como brigadas de asistencia médica oftalmológica, han fortalecido junto al Sistema Penitenciario el trabajo de transformación de las personas privadas de la libertad, dice la comisionada del sistema penitenciario

TECATE.- La comisionada del Sistema Estatal Penitenciario de Baja California, María Elena Andrade Ramírez, afirmó que la libertad de culto de las personas privadas de la libertad es un derecho que se respeta al interior de los centros penitenciarios de la entidad.

Así lo señaló durante una reunión que se llevó a cabo en el Centro Penitenciario El Hongo I, con representantes de diferentes organizaciones religiosas, que desde hace años han dado acompañamiento espiritual y emocional a la población de los 5 centros penitenciarios y los 3 centros de internamiento para adolescentes de la entidad, y cuya labor ha repercutido de manera positiva en el proceso de reinserción social de esta población en contexto de vulnerabilidad.

Indicó que, no se hace distinción de religiones, sino que se busca que todos, sin excepción, puedan coincidir en algo y ese algo es la necesidad de lo espiritual, de recibir una asistencia que va más allá de las que satisfacen las necesidades físicas del ser humano, como son la dental o médica, ya que la asistencia espiritual “de la cual todos tenemos necesidad” es fundamental para el pleno desarrollo de las personas privadas de la libertad, puntualizó.

Destacó que, en atención a la instrucción de la gobernadora de Baja California, se garantizan los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, conforme a los principios que establece el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que señala que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Reconoció y agradeció la labor que las diferentes organizaciones religiosas desarrollan en los los centros penitenciarios y los centros de internamiento para adolescentes, debido a que a través de sus acciones, que van desde el acompañamiento hasta las donaciones y alimentos que comparten y las brigadas de asistencia médica oftalmológica, han potenciado el trabajo que día a día desarrollan mujeres y hombres privados de la libertad para dar cumplimiento con el proyecto de reinserción social.

Para culminar con el encuentro, la comisionada entregó reconocimientos a cada uno de los representantes de las agrupaciones invitadas por ser grupos solidarios con el proyecto de transformación de la población penitenciaria, así como por el respeto mostrado al acatar los requisitos que se establecen para poder ingresar a los centros penitenciarios, como son: contar con las actas constitutivas como asociación civil, presentar identificaciones y someterse al proceso de revisión en cada una de las visitas.

En la reunión estuvieron presentes y formaron parte del presídium el director de Atención de Grupos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno, Salvador Flores Barrios; la representante del Grupo Pastoral Penitenciario, Margarita Bernal Castro; el representante del grupo religioso cristiano Bethesda, Jorge Leonel Mijangos Palomo; y el representante del grupo La Casa del Alfarero, Luis Fermín Osornio López.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario