Circunstancias externas revalúan al peso, no el gobierno dice experto

*El director de la Facultad de Contaduría y Administración de la UABC recomiendan invertir y ahorrar ante la depreciación del dólar

La disminución del dólar frente al peso en los últimos días no tiene que ver con políticas del gobierno federal, sino con factores externos, dijo el director de la Facultad de Contaduría y Administración de la UABC, Ismael Plascencia López.

Y es que el dólar se vende actualmente en casas de cambio de Tijuana en menos de 19 pesos, lo cual ha hecho dudar sobre cuánto tiempo podría mantenerse esta situación, si sería idóneo comprar dólares en este momento para ahorrar, o si de pronto subirá su valor nuevamente frente al peso.

“Para entender qué está sucediendo es necesario señalar que no hay una sola causa de que el dólar se deprecie o el peso se aprecie, según se quiera ver, sino más bien es multifactorial o multicausal”, dijo Plascencia.

Mencionó que una circunstancia es el hecho de que Estados Unidos aumentó su masa monetaria en 25%, es decir, imprimió más billetes, algo que ni siquiera se vio en la crisis del 2008-2009.

“Cualquier libro de economía nos dice que eso se traduce en inflación o incremento de precios. La ventaja que tiene Estados Unidos es que puede usar sus dólares para comprar en el extranjero y con ello exportar su inflación al resto del mundo”, afirmó.

El investigador de la Universidad Autónoma de Baja California destacó que no es que se tenga un peso fortalecido, sino un dólar debilitado, por tanto, no tiene nada que ver con el gobierno mexicano.

Otro factor son las remesas que rompieron récord en 2022, al recibirse más de 52 mil millones de dólares, gracias a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, quienes mandan esos recursos para sostener a sus familias, lo cual tampoco tiene que ver con el gobierno mexicano.

Plascencia López anotó además que existe un diferencial de 6% entre la tasa de interés de Estados Unidos y la tasa de interés de México, es decir, México debe pagar una sobretasa de 6% por el riesgo país.

“Si no se paga ese incentivo, se puede presentar fuga de capitales por lo que cada que la Reserva Federal aumente la tasa para atacar la inflación, el Banco de México tiene que hacer lo mismo, disminuyendo su margen de maniobra”, apuntó.

Otra circunstancia que resaltó el director de Contaduría y Administración de la UABC es que el exceso de dólares significa que los norteamericanos aumentan el consumo nacional y el consumo internacional a través de importaciones de otros países. 

“Datos preliminares señalan que las exportaciones de México crecieron en un 19% en 2022 con respecto al 2023. ¿Tiene que ver el gobierno mexicano con esta medida? No, las empresas mexicanas y multinacionales en territorio mexicano, y sus trabajadores son quienes exportan, no el gobierno”, comentó.

En cuanto a las expectativas a futuro por el “nearshoring”, el profesor Ismael Plascencia señaló que gracias al conflicto comercial y geopolítico entre Estados Unidos y China se presenta una gran oportunidad para que muchas empresas estadounidenses en el país asiático se relocalicen en México, trayendo con ello dólares por inversión extranjera y generación de empleo, lo cual es una coyuntura externa, no una medida interna.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario